martes, 28 de agosto de 2012

RELATOS E HISTORIAS DE VILLA DEL ARCO: EL BARRIO DE ABAJO


Al llegar a El Arquillo por su acceso principal, es decir, por la calleja que  conduce al Llano del Cura desde El Egido, y situándonos ante lo que fue en tiempos la Casa Escuela y cogiendo la calleja que sale hacia la parte izquierda llamada “Calleja del Beleño”, aunque vulgarmente se llamaba de “El Peleño”, siguiendo hacia abajo, nos encontramos con la bajada de la” Calleja del Horno” así como con la prolongación de la Calle de los Naranjos (mal llamada Senda del Rey que aparece en un libro publicado sobre Villa del Arco y que carece de veracidad), la cual parte de la Plaza del Álamo. 
Actualmente la Calleja del Beleño
A partir de ésta trifurcación de estas tres callejas, comenzaba lo que entonces se llamaba “El Barrio de Abajo” con su Calle del Rey (única conocida) y que es reflejada en un antiguo documento que dice: “Filomeno Durán Macías hijo de Julián Durán Prieto y de Justa Macías Caballero, natural de Arco y domiciliado en la Calle del Rey número 1, de oficio jornalero, sabe leer y escribir, llamado se presentó. Tallado resultó con la de un metro quinientos noventa y tres milímetros. Reconocido por el facultativo se declara útil sin que supusiera mención ninguna”. Estos datos son obtenidos del Pleno del 6 de Marzo de 1898, celebrado en el Ayuntamiento de Arco, época en que esta villa era municipio con consistorio propio y vida municipal independiente de la de Cañaveral. Así lo recoge el artículo publicado en Cañaveral Informativo, nº74 de Febrero de 1998 el Historiador Alejandro Valiente Lourtau. Esta Calle del Rey, es la entrada al pueblo viniendo por el camino vecinal de Portezuelo y Pedroso de Acim. Quien esto escribe ha conocido la vivienda que habitara el mencionado Filomeno Durán Macias, junto a sus padres y hermanos, pero en la época posterior, habitada únicamente por su hermano Guillermo Durán Macias, el cual era viudo, vivía solo, y ya muy mayor ingresó en el Asilo de las Hermanitas de los Pobres de Cáceres, donde falleció.

Acceso al Barrio de Abajo desde el camino vecinal de Portezuelo
Paralela a la Calle del Rey, existía otra calle y aún se pueden observar algunos huecos de los que fueron puertas y ventanas de viviendas, tapados con piedras y pizarras, y actualmente está dedicado a pequeños huertos y olivares. Cercana a esta Calle del Rey y buscando el camino vecinal de Portezuelo, a la parte derecha, sale la denominada “Calleja de la Medelina”, donde aún existen vestigios de lo que fuesen fincas urbanas. Una de ellas parece ser que en tiempos fuese “Botica”, según las manifestaciones de personas de muy avanzada edad que yo conocí en Arco. Cerca de esta calleja se encuentra la Fuente de la Medelina, de donde se abastecía de agua esta barriada.


Texto original: Manuel Ramos González
Texto editado: Emilio J. Orovengua


2 comentarios:

  1. Anónimo7:40 p. m.

    He leído este artículo y Filomeno Durán Macías era mi abuelo. Yo también conocí la casa de mis bisabuelos donde posteriormente vivía mi tío abuelo Guillermo, en el Barrio de Abajo.
    Me ha llegado muy dentro de mi corazón los recuerdos de este barrio, en el cual jugué mucho de pequeña con mis hermanos, Pura, Filo, y compañía. Una pena que aquella casa se cayera y lamentablemente que no siga siendo el barrio que era. El corral de la casa de enfrente de tío Guillermo con sus granados e higueras y sus gallinas revoloteando por allí. Mi hermano Gregorio y Pura espantando las gallinas, y salía mi tío Guillermo con un palo tras nosotros, pobre hombre, hoy lo recuerdo con muchísimo cariño, y a todos los mencionados en este artículo y los no mencionados.

    Josefa Cano Durán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios, Josefa.

      Seguimos trabajando en pro de este bonito pueblo.

      Eliminar